¿Un emprendedor nace o se hace?

En los últimos 2 años me he dado a la tarea de investigar los atributos y cuadros de habilidades necesarios para diferentes perfiles de trabajo y carrera.

Uno de ellos es el perfil del emprendedor y una de las preguntas que seguido me llegan al portal de Siguiente Paso es esta: ¿Un emprendedor nace o se hace?. Si alguna vez te has preguntado si tienes perfil de emprendedor, hoy te ayudaré a responder esa pregunta.

Ser emprendedor o empleado son dos vocaciones profesionales distintas que requieren de cierto perfil, habilidades y talentos. Las dos son buenas opciones y no se puede decir que quién escoge una acierta y que quién escoge la otra comete un error. La pregunta a contestar es si se tiene la afinidad y el perfil necesario.

A continuación te voy a proporcionar una herramienta de diagnóstico para saber si tienes lo necesario para emprender; entre más respuestas afirmativas obtengas, mejor es tu nivel de ajuste con el perfil necesario para serlo.

1- ¿Tomas la iniciativa?: Los empresarios más exitosos que conozco siempre están iniciando cosas por si mismos. No esperan a que alguien les diga o a que alguien les llame, simplemente hacen que las cosas sucedan.

2- ¿Te llevas bien con diferentes grupos de personas?: Cualquier empresa sea grande o pequeña o de una sola persona desde casa, va a requerir de tener contacto con una variedad de personas: clientes, proveedores, banqueros, etc.

3- ¿Tienes un enfoque positivo?: Se necesita ser realista pero con optimismo, una muy buena dosis de sentido del humor y ver las fallas como peldaños hacia el éxito.

4-¿Puedes tomar decisiones con agilidad?:La postergación es el principal obstáculo para tomar buenas decisiones. En una empresa se deben tomar decisiones a diario y el 80% de ellas debe tomarse de inmediato.

5- ¿Tomas responsabilidad?: Si eres de los que típicamente culpa a otros, a las circunstancias, al gobierno, a tu cónyuge por aquello que sale mal, probablemente no eres candidato para ser emprendedor. Los emprendedores más exitosos aceptan la responsabilidad por todos los resultados aún cuando estos no son favorables.

6- ¿Disfrutas competir?: No existe situación de emprendimiento en la que no haya en el presente o en el futuro competencia. Estoy hablando de una sana competencia por ser mejor, aún competir contra ti mismo para ser mejor hoy que ayer.

7- ¿Tienes disciplina y fuerza de voluntad?: Este es uno de los atributos más importantes. Si eres de los que necesita que alguien le diga qué hacer, cuándo hacerlo y ante las dificultades se desanima con facilidad, probablemente no eres candidato para emprender ya que se requiere una alta dosis de disciplina y fuerza de voluntad.

8-¿Planeas con anticipación?: Se necesita tener visión de largo plazo. Si eres de los que hace estrategia antes de actuar, tus probabilidades de éxito como emprendedor son altas ya que toda empresa necesita de un plan de acción.

9- ¿Puedes recibir consejos de otros?: Ser emprendedor no te convierte en la persona con todas las respuestas. El poder recibir consejo de otros es una de las características principales de un líder. Las personas que tienen la paciencia para escuchar, observar y recibir consejo de los demás aumentan la probabilidad de tener éxito más rápido en su emprendimiento.

10- ¿Te adaptas al cambio?: Un emprendedor exitoso ve el cambio como una oportunidad y no como una amenaza…porque sabe que en el cambio se encuentran las semillas de la oportunidad.

11- ¿Tienes persistencia?: Casi nada funciona bien a la primera, mínimo tardará de 6 meses a un año o tal vez más años en funcionar tal como lo visualizas. ¿Tienes la capacidad de seguirle aunque parezca que no funciona en el corto plazo y todos te digan que tires la toalla?

12- ¿Crees en tu idea?: Es necesario tener una total convicción de lo que se está haciendo. Sin convicción, vender la idea, el producto o el servicio será imposible. No te engañes pensando que puedes “vender lo que sea”, la convicción no es negociable.

13- ¿Disfrutas lo que vas a emprender?: No te engañes al perseguir una idea de emprendimiento solo por los beneficios económicos que promete. Es mandatorio que haya un sentido de significado y propósito en lo que haces, de otra manera solamente te estarías amoldando a lo que hay y la remuneración económica nunca es suficiente motivador en el largo plazo para trabajar. Serías parte de los millones que toman esta ruta y están insatisfechos con su trabajo.

14- ¿Tienes la capacidad de vender?: Hay muchos estilos de vender y no tienes que ser el típico y agresivo vendedor de autos, pero si tienes que poder promocionar tus ideas, productos o servicios. Por más bueno que sea un producto o un servicio no se puede vender solo. Hay muchísimos productos e invenciones extraordinarias que nunca nadie llega a conocer porque sus creadores no intentaron o no supieron promocionarlas o venderlas.

15- ¿Estas listo para invertir el tiempo?: Por lo menos vas a necesitar 15 horas por semana para explorar y experimentar al inicio. Dependiendo del giro de la idea, ya con datos y razones para creer que es factible, muy seguramente vas a requerir más tiempo al inicio. Es como el despegue de un cohete que requiere de toda la propulsión al inicio. Ya puesto en órbita las cosas pueden ser diferentes.

16- ¿Tienes el entusiasmo necesario? : Lo más probable es que al inicio sea necesario que hagas todo tu. Por ello, dependiendo del giro de la idea, se requerirá de una alta dosis de energía física, mental y emocional.

17- ¿Tienes el apoyo de tu cónyuge?: Si estás casado, lo vas a necesitar y no es negociable. Recuerda que ganar en un área no justifica perder en otras. Cuando un emprendedor tiene familia, la familia entera está emprendiendo junto con el o con ella.

18- ¿Estás dispuesto a invertir y arriesgar tu propio dinero? Si la respuesta es negativa quiere decir que no tienes la confianza suficiente en la idea o no has hecho la tarea de experimentar y verificar la factibilidad. No esperes que alguna institución financiera confíe en algo en lo que tú no estarías dispuesto a invertir de tu propio dinero. De hecho si uno de los obstáculos para emprender es el dinero quiere decir que no estás listo para emprender y necesitas ajustar tu manera de pensar.

Conclusión

Es necesario asegurar que tu perfil, habilidades, dones y talentos concuerden con la idea de emprendimiento que quieres desarrollar. Esto parece ser de lo más simple y hasta obvio pero es increíble la frecuencia con la que estos sencillos principios se transgreden. Entre más conozcas acerca de ti mismo, más altas son las probabilidades de tener éxito en este proyecto.

Volviendo a la pregunta del inicio, ¿Un emprendedor nace o se hace? La respuesta está en la motivación que se tenga para hacerlo.

Hay quienes nacen con la facilidad para hacer todo lo anterior y nunca lo hacen….y hay quienes no tienen ninguno de los atributos anteriores pero los aprenden y desarrollan. ¿Dónde te encuentras tú? ¿Tienes lo necesario o estás dispuesto a aprenderlo y desarrollo?

En caso de que no, siéntete orgulloso y se un gran empleado. Es una excelente opción de carrera pero ten en cuenta que aunque se requiere un cuadro de habilidades y talentos diferentes, algunas de las características anteriores también son necesarias para ser un buen empleado y crecer en esa ruta.. pero tal vez tengas perfil y habilidades para hacer ambas cosas…sin duda que hablaremos de esto en siguientes publicaciones.

Conoce tu perfil, habilidades, dones y talentos

¿Quieres conocer tu perfil, habilidades, dones y talentos?

Mi nuevo e-book Las 7 perspectivas de tu persona; una guía para identificar tu perfil, habilidades, dones y talentos. Un manual de 30 páginas para que te conozcas a ti mismo y puedas definir tu siguiente paso profesional.

Descárgalo aquí

¿Te gustó este artículo?
¿Estás listo para vivir con grandeza? ¿Quieres recibir inspiración, motivación y herramientas para llevar tu vida y tu trabajo al siguiente nivel ? Suscríbete hoy y recibe en tu correo electrónico todos mis artículos y episodios de podcast. Al suscribirte te regalo un e-book. Forma parte de Nación de Grandeza y comienza una transformación personal total
Tu correo electrónico está seguro y no lo compartiré jamás con nadie.