¿Cuál es tu plan de vida?

8 pasos para comenzar a construir el futuro que quisieras ver

Nuestra vida está compuesta de muchos elementos, es como un portafolio de proyectos, administrarlos con un plan de vida facilita construir el futuro que quisiéramos ver.

Aplicamos nuestros conocimientos y talento para crear empresas, productos y/o servicios de alta calidad y administrar los proyectos más complejos en nuestro trabajo, pero con frecuencia, llevados por la inercia de todo esto, olvidamos mejorar la calidad de nosotros mismos y verificar si en realidad estamos construyendo el futuro que quisiéramos ver en las diferentes áreas de nuestra vida.

Un plan de vida es esencial para navegar las aguas caudalosas de las prioridades y las decisiones y construir ese futuro que quisiéramos ver. En esta publicación te cuento sobre la importancia de hacer un plan de vida y cómo iniciar uno hoy.

¿Qué es un plan de vida?

Un plan de vida es una herramienta que contesta 3 preguntas: 1) ¿Cómo quiero ser recordad@, 2) ¿Qué es lo más importante 3) ¿Cómo hacerle para llegar a un destino desde la ubicación actual?.

La primer persona de la que se tiene registro de haber hecho un plan de vida es Benjamín Franklin. En 1730, según los historiadores, Benjamín confeccionó un documento que contenía 13 virtudes esenciales para el; virtudes como la templanza, la productividad , humildad, etc. Benjamín escogía una virtud cada semana para enfocarse en ella y medir el progreso semanal en dicha virtud.

¿Porqué se necesita un plan de vida?

Un plan de vida es la oportunidad que nos damos a nosotros mismos para definir una visión para nuestra vida. Es un documento “vivo” que se va modificando conforme vamos obteniendo más datos acerca de nuestra misión personal y de nosotros mismos.

Es fácil identificar quién tiene un plan de vida y quién no, un ejemplo sería el hecho de que muchas personas sacrifican su salud por darle prioridad a otras áreas de la vida, justificándose bajo la premisa de “no tengo tiempo para una vida saludable”, están demasiado ocupados como para hacer algo tan simple como ejercitarse con regularidad o alimentarse bien. En este caso darle todo el enfoque y el tiempo a las otras cosas se traduciría en una crisis de salud muy pronto.

Otros sacrifican su matrimonio, tiempo con sus hijos y vida espiritual por sus carreras, hobbies y trabajo voluntario en cualquiera de sus formas. ¿Qué es lo que sucede? lo que sucede es que se pierde el enfoque de aquello que es más importante debido a que ni siquiera se sabe que es lo más importante.

¿Estaría en el plan de alguien tener problemas de salud, matrimonio, trabajo, etc ? ¿Estaría en el plan de alguien vivir sin propósito y a la deriva? Yo pensaría que no, sin embargo estos problemas se presentan todos los días. ¿Es que acaso suceden por mala suerte?

Esto no sucede de la noche a la mañana, es una secuencia de pequeñas malas decisiones en el tiempo que van erosionado silenciosamente los proyectos más importantes de nuestra vida.

En la mayoría de los casos no suceden por mala suerte, suceden más bien por accidente, por descuido, por negligencia. Cuando ponemos todo nuestro enfoque en solo un par de áreas, el resto de las áreas que son importantes para nosotros pierden vida.

Un plan de vida nos ayuda a visualizar y construir el futuro que queremos ver y dar los pasos hacia ese futuro, permite que podamos plasmar en blanco y negro qué es lo más importante para nosotros, es un ejercicio para estar alerta de la dirección que estamos tomando.

Hoy más que nunca vemos a personas de todas las edades aburridas con su vida, navegando sin sentido, viviendo sin propósito. La buena noticia es que cualquier día es un buen día para nacer de nuevo.

Las cosas de seguro pueden cambiar si nos damos permiso para soñar y nos preguntamos: ¿Qué futuro es el que me motiva? y ¿Qué puedo hacer para construirlo?

Las personas que llevan las vidas más felices son aquellas que tienen claridad acerca de lo que es importante y de sus prioridades, saben a que decir “si” y a que decir “no” con facilidad. Si no encontramos la manera de decir “no” a las muchas cosas buenas que se nos presentan todos los días, nunca podremos decir “si” a las pocas extraordinarias que también se nos presentan todos los días, así de fácil.

¿Cómo se inicia un plan de vida?

Un plan de vida puede ser un un documento largo o corto, cada persona es muy diferente y dependiendo de la temporada de vida en la que se encuentre y de muchos otros factores, el documento será diferente.

Estos son los pasos que te recomiendo seguir para iniciar tu plan de vida.

1-Listar las áreas que conforman tu vida en este momento.


Es simplemente eso, una lista de las áreas de tu vida, de los proyectos que conforman tu vida, para ejemplificar voy a usar una lista que contiene las áreas más comunes, tal vez algunas de estas sean parte de tu plan de vida, tal vez haya otras que no estén aquí:

Salud
Matrimonio
Hijos
Fe y espiritualidad
Finanzas
Familia
Trabajo y carrera
Social/Amistades

2- Propósito de cada área.

En cada área escribe cuál es tu objetivo principal en esa área, cuál es tu mayor responsabilidad, si hubiera que luchar por algo en esa área ¿qué sería? Aquí te van un par de ejemplos:

Propósito salud: Tener la salud necesaria para poder servir y sostener a mi familia con alegría, ver crecer a mis hijos, jugar y convivir con ellos de acuerdo a cada etapa de su vida, tener condición física, hacer ejercicio regularmente, mantenerme en forma y descansar más de 7 horas para soportar con buen humor y ánimo las dificultades del cada día.

Propósito Finanzas: Saldar todas mis deudas para la fecha________, tener un sistema de ingresos robusto a la variación de factores económicos y gubernamentales, tener 6 a 10 meses de ingreso ahorrado.

Son solo ejemplos, ahora tu elabora tus propósitos para cada una de las áreas de tu vida.

3- El futuro de esa área.

Da un vistazo al futuro, ¿cómo te gustaría ver esa área en el futuro? Tal vez ahorita este ejercicio se vea solo como un bonito sueño, algo utópico, pero ten en cuenta que el primer paso para realizar ese sueño es imaginarlo, saber exactamente que características tiene, solo así podrás comenzar a bosquejar un plan para encaminarte hacia su logro.

4- Selecciona una frase o cita que te inspire en cada área.

Puede ser la que más te guste, el único requisito es que te inspire y que te mueva.

5- Estado actual

Aquí es donde hay que ser brutalmente honestos y definir el estado actual de esta área, entre más sinceridad, mucho mejor, porque solo así es que se puede lograr más progreso y no importa que tan mal uno esté en el presente , para eso precisamente es el plan de vida, para moverse de un punto poco favorable a uno totalmente extraordinario dando pasos consistentes.

6- Acciones

Elabora una lista de ideas o acciones para moverte del estado actual al futuro que quisieras ver en esa área. Si el estado actual es ya muy bueno, entonces la lista será de ideas para mantenerse en ese punto o de como llevar esa área al siguiente nivel.

7- Compromiso

Es necesario identificar qué compromiso será necesario hacer para llevar acabo esas acciones. Mi recomendación es que después de reflexionar en las acciones y definir el compromiso se lo compartas a alguien de tu confianza, que hagas público este compromiso, hacerlo público con alguien te ayudará a lograr las metas más rápido porque ahora tendrás testigos de lo que estas queriendo lograr y eso aumenta de manera consciente e inconsciente el sentido de responsabilidad con alguien más.

8- Mide tu progreso

Un principio de calidad básico es este: no se pude mejorar lo que no se mide. Es necesario que midas tu progreso con frecuencia, al inicio cada semana, después puedes espaciar la frecuencia de medición. Mide tu estado actual en comparación con el propósito y el futuro que quieres ver. Trata de establecer metas intermedias, mensuales o trimestrales.

Los sueños y metas se hacen realidad más pronto cuando se parten en metas relacionadas más pequeñas que de manera secuencial nos llevan a cumplir esa meta más grande. Cuando se hace esto la montaña a conquistar ya no se ve tan grande, son como peldaños más fáciles de conquistar.

Conclusiones

De seguro has escuchado alguna vez esta hermosa cita: “El hombre propone y Dios dispone”-Proverbios 19:21 Es totalmente cierta, Dios tiene la última palabra siempre; la palabra clave aquí es “propuesta”, debe haber una propuesta de nuestra parte, un proyecto, un plan de vida. Nos corresponde proponer algo y eso es algo que está completamente en nuestra manos..

Lo que suceda con nuestra propuesta de vida no está bajo nuestro control, pero eso no quiere decir que nos debamos cruzar de brazos, la propuesta que se espera de nosotros es el inicio de algo extraordinario, nunca podremos saber en que resultará aquello en lo que tomemos iniciativa. Hoy es un buen día para vivir con intención y propósito en cada una de las áreas de las cuales somos administradores y el plan de vida es el inicio de algo grande.

Vidas de Grandeza

¿Quieres recibir una dosis semanal de motivación, inspiración, guía y herramientas para llevar tu vida y tu trabajo al siguiente nivel? Escucha mi podcast Vidas de Grandeza; un programa de radio por internet en donde en cada episodio hablamos de arte y la ciencia de vivir con propósito y pasión. Puedes escucharlo aquí

¿Te gustó este artículo?
¿Estás listo para vivir con grandeza? ¿Quieres recibir inspiración, motivación y herramientas para llevar tu vida y tu trabajo al siguiente nivel ? Suscríbete hoy y recibe en tu correo electrónico todos mis artículos y episodios de podcast. Al suscribirte te regalo un e-book. Forma parte de Nación de Grandeza y comienza una transformación personal total
Tu correo electrónico está seguro y no lo compartiré jamás con nadie.